La santa Juana, primera parte: 049

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 049 de 151
La santa Juana, primera parte Acto I Tirso de Molina



SANTA:

               Setenta y seis milagros
               la virgen hizo en ella,
               y entre ellos once muertos
               cobraron vida nueva.
               Hicieron una casa
               ciertas devotas dueñas,
               pegada con la ermita,
               donde después se encierran,
               y de Francisco santo
               el instituto y regla
               siguieron que su orden
               quiso llamar Tercera.
               Aquí la pastorcilla
               vino a ser abadesa,
               que la virtud preciosa
               al que es humilde premia;
               pero cómo es tan grande
               nuestra humana flaqueza,
               perdióse la virtud,
               cayó Inés la primera,
               apostataron todas
               y el monasterio dejan;
               que el más perfecto es flaco,
               y a Cristo Pedro niega.
               Mas como siempre el justo
               levanta si tropieza,
               que Dios la mano ofrece
               al flaco que da en tierra,
               Inés, arrepentida,
               dio tan notable vuelta,
               que admiran los rigores
               de su gran penitencia.


<<<
>>>