La santa Juana, primera parte: 051

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Escena II
Pág. 051 de 151
La santa Juana, primera parte Acto II Tirso de Molina


Salen JUAN Váazquez, Juan MATEO
y la SANTA, llorando
JUAN:

               De tu humildad y obediencia
               jamás, hija, imaginara
               mi gusto tal resistencia,
               a no mirar en tu cara
               de este engaño la experiencia.
               Siempre, aunque en vano, creí
               que, como en la cera, en ti
               mi voluntad se imprimiera,
               y que tu sí o tu "no" fuera
               solamente mi "no" o "sí."
               Mas mi desengaño llega
               a ver hoy cuán poco puede
               un padre que a su hija ruega,
               lo que callando concede
               y con ese llanto niega.
               ¿Tú llorar, cuando ese susto
               convertirle en gozo es justo
               porque el mío consideras?
               ¿Tú la hierba del sol eras
               siempre siguiendo mi gusto?
               No te espantes si me espanto
               en ver esta novedad,
               cuando te entristece tanto
               opuesta a mi voluntad
               con el "no" de un mudo llanto
               que es justo mi sentimiento.


<<<
>>>