La santa Juana, primera parte: 055

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 055 de 151
La santa Juana, primera parte Acto II Tirso de Molina


SANTA:

               Dame otro mejor estado
               que te alivie del cuidado
               que suele quitar el seso
               de un yerno mozo y travieso,
               jugador y mal casado;
               que todo esto lo aseguras
               con más noble cautiverio
               que es el que darme procuras.
               Méteme en un monasterio,
               donde entre vírgenes puras
               se alegrará mi esperanza
               si a Dios por su esposo alcanza
               y adquirirás nombre eterno.
               Padre, éste sí que es buen yerno
               sin pobreza, sin mudanza.
               En Santo Domingo el Real
               tengo una tía; la fama
               de este monasterio es tal,
               que toda España le llama
               paraíso terrenal.
               Conmigo ha comunicado
               mi tía el dichoso estado
               de las monjas que allí viven,
               sin dote en él me reciben.
               Dulce padre, padre amado,
               tío prudente, hoy los dos,
               me habéis de dar este nombre,
               que no queréis, padre, vos
               darme por esposo un hombre
               cuando lo quiere ser Dios.


<<<
>>>