La santa Juana, primera parte: 070

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 070 de 151
La santa Juana, primera parte Acto II Tirso de Molina


SANTA:

               Una Eugenia en traje de hombre
               su casa y padres dejó,
               y con los monjes vivió,
               mudando en Eugenio el nombre;
               de modo, que de su vida
               es la mía imitadora.
               ¿No fué una santa Teodora
               por hombre también tenida,
               hasta que después de muerta
               el mundo la conoció?
               ¿Por qué he de ser menos yo?
               Cerraré al temor la puerta,
               que el amor haga esta hazaña.
               En Hazaña me dio el ser
               Dios. Hazañas he de hacer;
               mas--¡ay cielos!--¿si me engaña
               mi loca imaginación?
               Una mujer que es espejo
               de su honor, sin más consejo,
               sin más consideración,
               ¿tiene de dejar así
               su fama? ¿No puedo yo
               ponerla a riesgo? Sí... no...
               pues... volveréme... no... si...
               Y si mi padre me casa,
               ¿heme de ir de noche obscura?
               Ésta es gran desenvoltura;
               Juana, volvamos a casa.
               Poco importa que te ensayes,
               amor, pues no te resuelves.


<<<
>>>