La santa Juana, primera parte: 074

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 074 de 151
La santa Juana, primera parte Acto II Tirso de Molina


DECIO:

               ¡Señora!

LEONOR:

               Ved si es cosa que se calle,
               cuando ronda la calle donde habita
               quien mi tormento incita. Ved si el hombre
               es bien que tenga de mudable el nombre.

MARCO ANTONIO:

               ¿Qué voces serán éstas? ¿No es Leonora
               la que se queja, llora y grita, cielos?
               ¿Si llora infames celos del que ha sido
               mi deshonra? Perdido estoy, ya es cierta
               mi sospecha. ¿A su puerta y a tal hora
               dando voces Leonora? Amigo, muera
               quien me ha ofendido.

LUDOVICO:

               Espera.

MARCO ANTONIO:

               El cadahalso
               será esta calle.

LEONOR:

               ¡Ah falso! ¿Esto has traído
               de las Indias que han sido tu Leteo?
               Con sus bárbaros veo que recibes
               sus ritos. ¿Qué caribes han trocado
               aquel amor pasado, que envidiaban
               cuantos la paz miraban, en que unidos,
               ejemplo de maridos Marco Antonio
               eras y testimonio? Pero miente
               quien tal afirma, y siento que aquél era
               acero. Tú eres cera y frágil caña.
               ¿Tú en España, en España? ¿Tú en Toledo
               sin ver tu casa, y puedo persuadirme
               que eres amante firme?


<<<
>>>