La santa Juana, primera parte: 075

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 075 de 151
La santa Juana, primera parte Acto II Tirso de Molina


MARCO ANTONIO:

               ¡Ah, vil mudable!
               Nombre de variable me das, cuando
               por verte, atropellando inconvenientes
               tantas provincias, gentes, tantos mares
               pasaron mis pesares; cuando, ingrata,
               al Potosí su plata, al mar sus perlas
               hurté, para ofrecerlas a tu gasto,
               viniendo al tiempo justo de dos años,
               que son de estos engaños larga tasa,
               y llegando a mi casa vi...

LEONOR:

               ¿Qué viste?

MARCO ANTONIO:

               Que con tu fama diste y casto nombre
               en tierra. Vi que un hombre con un salto
               de una pared, dio asalto a mi sosiego;
               vi que se alabó luego haber triunfado
               de ti y de mi cuidado. A tus paredes
               preguntar quién es puedes, quien procura
               entrar de noche obscura; mas si agora
               a sus puertas, traidora, te he cogido,
               ¿por qué a mi enojo impido la venganza?

LEONOR:

               ¿Disculpas tu mudanza de esa suerte?
               Esposo ingrato, advierte que en defensa
               de mi fama no piensa mi respeto
               mostrársete sujeto, aunque te llame
               mi marido. El infame que dijere,
               séase quien se fuere, que mi casa
               los límites traspasa que el honesto
               amor en ella ha puesto, y que por obra
               o pensamiento cobra detrimento
               mi fama, miente.


<<<
>>>