La santa Juana, primera parte: 077

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 077 de 151
La santa Juana, primera parte Acto II Tirso de Molina


MARCO ANTONIO:

               Leonor, aquí no bastan las disculpas;
               Ludovico lo vio, no hay engañarse
               tantos ojos. Melchor, el estudiante
               hijo del mercader, por tus paredes
               entra de noche y sale; esto es sin duda.

JULIO:

               ¿Quién nombra aquí a Melchor? Escucha, Fabio.

MARCO ANTONIO:

               Hoy moriréis los dos.

JULIO:

               En el engaño
               he caído. Melchor fue venturoso
               en que le hurtasen el vestido, y éste
               es de doña Leonor esposo caro,
               que ya ha venido de Indias, y la noche
               que en casa de Marcela la justicia
               le obligó a que saltara sus paredes,
               nos vio sin duda; miren si saliera
               Melchor, ¡cuán venturoso hubiera sido!

FABIO:

               Dióle la vida quien le hurtó el vestido.

JULIO:

               Desengañarle, Fabio, es lo que importa.
A ellos
               ¡Ah caballero! ¿Hay pasó seguro?

MARCO ANTONIO:

                Si dice antes el nombre.

JULIO:

               Que me place.
               Julio me llamo y es un grande amigo
               del señor Marco Antonio.

MARCO ANTONIO:

               No hay ninguno
               aquí con ese nombre.


<<<
>>>