La santa Juana, primera parte: 086

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 086 de 151
La santa Juana, primera parte Acto II Tirso de Molina


FRANCISCO:

               ¡Válgame el cielo! ¿Qué es sto?

LILLO:

               Señor, ¿si acaso las setas
               que comimos nos han vuelto
               boca abajo las molleras?
               ¿Qué Urganda nos ha encantado
               para enseñarnos quimeras
               semejantes? Si has leído
               a Urganda, ¿no se te acuerda
               del anillo de Brunelo
               con que Angélica la bella
               se hacia invisible? Par Dios
               que si tú Orlando ser piensas
               que tela ha dado a mamar.
Salen JUAN Vázquez y Juan MATEO

JUAN:

               Primero que monja sea
               bañaré estas canas blancas
               en la sangre de sus venas.

MATEO:

               Todo esto merece, hermano,
               quien quiere casar por fuerza
               sus hijas.

JUAN:

               O ha de hacer
               lo que yo la mando, o muera,
               pues no obedece a su padre.

MATEO:

               Si por Dios los hombres deja,
               quién la podrá persuadir
               casarse?


<<<
>>>