La santa Juana, primera parte: 091

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 091 de 151
La santa Juana, primera parte Acto II Tirso de Molina


SANTA:

               Este disfraz
               de mi casa me destierra,
               donde el mundo me hizo guerra,
               y vengo a buscar la paz.
               A Dios, vuestro esposo, madre,
               di de mi dueño el renombre;
               quiso después, con un hombre,
               que me casase, mi padre;
               y por último remedio,
               con el vestido que veis,
               vengo a que ayuda me deis.
               Atrevido ha sido el medio;
               mas Dios, que todo lo allana,
               los estorbos allanó
               que el demonio me ofreció.

ABADESA:

               ¿Cómo es vuestro nombre?

SANTA:

               Juana.

MAESTRA:

               (Éste es el mismo que el cielo (-Aparte-)
               con regocijos festeja.)

ABADESA:

               Aunque confusa me deja
               y con notable recelo
               el veros, hija, llegar
               de ese modo, la intención
               puesta ya en ejecución,
               es digna de ponderar.
               El alma me pronostica
               las virtudes que encubrís
               con que a enriquecer venís
               esta casa, que estáis rica
               de los bienes celestiales
               que en ella son menester.
               Hoy os hemos de poner
               las estimadas señales
               que Francisco nos dejó
               a las esposas de Cristo.


<<<
>>>