La santa Juana, primera parte: 093

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 093 de 151
La santa Juana, primera parte Acto II Tirso de Molina


JUAN:

               ¿Las canas de un triste viejo
               que te dio el ser y la vida
               desprecias? El corto tiempo
               que he de vivir, hija Juana,
               ¿es bien que viva muriendo?
               No me dio más hijos Dios;
               contigo vivía contento;
               en ti a tu madre miraba
               por ser tu rostro su espejo.
               Tú eras, si estaba triste,
               mi regalo, mi deseo,
               mocedad de mi vejez,
               de mi enfermedad remedio.
               ¿A quién dejaré mi hacienda
               si me dejas y te dejo?
               Mi muerte es cierta sin ti,
               pues vivo porque te veo.
               Hija, compañera, madre,
               que esto y más contigo tengo,
               ¿tu padre quieres matar?
               ¿Este pago será bueno?

MATEO:

               Sobrina: mirad que Dios
               quiere se haga el mandamiento
               de los padres, y que os manda
               que le obedezcáis al vuestro.
               Casada podéis servirle,
               que en el dulce casamiento
               del matrimonio mil santos
               os pueden servir de ejemplo.


<<<
>>>