La santa Juana, primera parte: 122

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 122 de 151
La santa Juana, primera parte Acto III Tirso de Molina


Sale LA SANTA
SANTA:

               Madre, al torno ha llamado alguna gente
               y entrar a hablarla dice que querría;
               que, como no hay clausura en el convento,
               siempre quieren entrar.

MAESTRA:

               ¿Hay tal tormento?
               (Presente está quien mientras tenga vida (-Aparte-)
               será mi muerte.)

ABADESA:

               (Su humildad me espanta.) (-Aparte-)
               Entren, hermana.

SANTA:

               Voy.
Vase

MAESTRA:

               (¡Que ésta me impida (-Aparte-)
               ser Abadesa! ¿Hay desventura tanta?)
               Madre, ¿no echa de ver cómo es fingida
               toda aquella virtud?

ABADESA:

               Juana es gran santa.
               Si lo contrario ven sus ciegos ojos,
               es porque son de envidia los antojos.


<<<
>>>