La santa Juana, primera parte: 128

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 128 de 151
La santa Juana, primera parte Acto III Tirso de Molina


NIÑA:

               ¡Ay, que me abrasas, que me quemas!
               Yo saldré, mas ¡pára ésta, vil Juanilla,
               que te acuerdes de mí!

ABADESA:

               ¡Gran maravilla!
Cae la NIÑA en tierra desmayada

SANTA:

               Llevalda, que ya el ángel condenado
               dejó a la niña libre. Gil, llevadla
               donde descanse y del desmayo vuelva.
               Haced después que sea gran cristiana.
Llévanla

GIL:

               Dios se lo pague, amén, hermana Juana.
Sale sor María EVANGELISTA

EVANGELISTA:

               El padre provincial, Madre, ha venido.

ABADESA:

               Hermana Juana, vamos. Espantada
               voy de tanta virtud. Yo haré de suerte
               que nuestra casa y religiosas rija.

EVANGELISTA:

               ¡Oh, quiera Dios que el provincial la elija!

Vanse.


<<<
>>>