La santa Juana, primera parte: 129

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 129 de 151
La santa Juana, primera parte Acto III Tirso de Molina


Salen el emperador CARLOS Quinto,
don Alonso de FONSECA, arzobispo de Toledo,
y FRANCISCO Loarte
CARLOS:

               Paso a Sevilla a la posta
               y ser vuestro huésped quise.

FRANCISCO:

               De que los umbrales pise
               hoy de esta su casa angosta,
               vuestra majestad, se precia
               de suerte, que la comparo
               a los palacios que Paro
               labró a Constantino en Grecia.
               En ella otra Menfis pinto,
               pues ensalzan sus paredes
               las imperiales mercedes
               que hoy la hace Carlos Quinto.

CARLOS:

               Basta, Francisco Loarte,
               que ya he visto vuestro amor.

FRANCISCO:

               Si es propio de ti, señor,
               ennoblecer cualquier parte,
               no es mucho que hoy me ennoblezcas,
               pues tan adelante pasa
               mi ventura.

CARLOS:

               Es vuestra casa
               de las mejores de Illescas,
               y vos un vasallo leal;
               memoria tengo de vos.

FRANCISCO:

               Prospere tu vida Dios.

CARLOS:

               Flaco estáis.

FRANCISCO:

               No lo fue el mal
               que me ha tenido a la muerte.


<<<
>>>