La santa Juana, primera parte: 137

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 137 de 151
La santa Juana, primera parte Acto III Tirso de Molina


EVANGELISTA:

               (¡Qué virtud!) (-Aparte-)

ABADESA:

               ¿A quien su muerte desea
               da el gobierno de su casa?

SANTA:

               Váyanse, pues, y no pierdan
               el tiempo; váyanse al coro.

ABADESA:

               (Quien el dulce rato emplea (-Aparte-)
               en la conversación santa
               y doctrina de su lengua
               no le pierde.)

SANTA:

               Miren que hoy
               he comulgado, y me inquietan.

EVANGELISTA:

               (Este ratico no más (-Aparte-)
               habemos de estar con ella.)

SANTA:

               ¿Qué he de hacer Esposo santo?
               Veros quiero y no me dejan.
Dentro

VOZ:

               Pues yo te llevaré adonde
               no te inquieten, cara prenda.
Volando desaparece la SANTA

EVANGELISTA:

               ¡Que se nos fue nuestra madre!

ABADESA:

               Juana santa, madre nuestra,
               ¿por qué nos dejáis así?
               Vamos las dos a la iglesia
               y pidamos a su Esposo
               que a nuestra madre nos vuelva.


<<<
>>>