La santa Juana, primera parte: 140

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 140 de 151
La santa Juana, primera parte Acto III Tirso de Molina


Sale la que era ABADESA
y sor EVANGELISTA
ABADESA:

               Aquí está. Dadme los pies,
               que ver mis ojos desean.

EVANGELISTA:

               ¿Así os vais y nos dejáis,
               madre?

SANTA:

               Día de comunión,
               no ha de haber conversación.
               Hijas, lo que deseáis
               el cielo nos lo ha cumplido.
               Mi Esposo bendecir quiere
               cuantos rosarios le diere,
               mi Ángel ha intervénido.
               Buscad muchos y vení
               entretanto que yo ruego
               a su Hermosura que luego
               los lleve.

EVANGELISTA:

               ¿Esta tarde?

SANTA:

               Sí.

ABADESA:

               ¿Hay tal ventura? No quede
               en todo Cubas rosario
               que no venga.

SANTA:

               Extraordinario
               favor mi Cristo os concede.
               ¡Venturoso el desposorio
               donde me ha llegado a dar
               Dios tanto! Voy a rogar
               por las que en el Purgatorio,
               siendo mejores que yo,
               de mi intercesión se valen.

Vase


<<<
>>>