La santa Juana, primera parte: 145

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 145 de 151
La santa Juana, primera parte Acto III Tirso de Molina


CARLOS:

               Éstas sí, gran capitán,
               son hazañas.

CAPITÁN:

               ¿Qué no harán,
               señor, soldados de Cristo?

SANTA:

               Hijo Carlos, por quien crece
               en el mundo la ley santa
               de mi iglesia, pues la aumentan
               tus nunca vencidas armas,
               oye atento lo que dice
               el mismo Dios, que es quien habla
               y rige agora la lengua
               de Juana, mi esposa cara,
               "Yo soy la tercer persona
               de la Trinidad beata,
               que en tres supuestos distintos
               es un Dios y una substancia.
               En pago del santo celo
               con que nuestro nombre ensalzas,
               hasta las Indias remotas,
               que en cielo convierte a España,
               te prometo de ayudarte
               tanto, que jamás tu fama
               borre el tiempo ni el olvido.
               Vencerás en Alemania
               los escuadrones soberbios
               del sajón que te amenaza,
               pervertido con la seta
               de Lutero, cual él falsa.


<<<
>>>