La santa Juana, primera parte: 147

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 147 de 151
La santa Juana, primera parte Acto III Tirso de Molina


Échales la bendición
y corren la cortina
CARLOS:

               ¿Quién no se admira y espanta?
               ¡Dichosa casa mil veces,
               y yo dichoso otras tantas,
               que tal maravilla he visto!

CAPITÁN:

               Derretida llevo el alma.

CARLOS:

               Avisadme, tesorero,
               para que limosna haga
               a esta casa.

FONSECA:

               Yo la doy,
               por ser su pobreza tanta,
               el beneficio de Cubas.

ABADESA:

               Tu largueza nos ampara.

CAPITÁN:

               Yo la doy quinientos mil
               maravedís.

ABADESA:

               Esos bastan
               para que un cuarto labremos.

CARLOS:

               Vamos. ¡Ay, divina Juana!
               Si a España las armas honran,
               hónrelo también tal Santa.

Vanse.


<<<
>>>