La vengadora de las mujeres: 032

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 032 de 129
La vengadora de las mujeres Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


JULIO:

  Yo os beso
las manos por tal merced,
y por vuestro me tened,
que honrar y servir profeso
  a España toda mi vida
por natural devoción.

OTAVIO:

[Aparte.]
No hay tan duro corazón
que al dar la puerta le impida,
  ¡cómo le movió el diamante!

JULIO:

Los príncipes han llegado,
aquí estaréis retirado
mientras pasan adelante,
  que yo haré que mi señora
os vea.

LISARDO:

Aquí me retiro.

OTAVIO:

De ver tu intento me admiro.

LISARDO:

Mi industria comienza agora.


<<<
>>>