La vengadora de las mujeres: 055

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 055 de 129
La vengadora de las mujeres Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


LAURA:

Ni la adelfa ni la espada
matan con viva intención;
  la mujer sí, que al mirar,
cuando hay perfeción allí,
lleva las almas tras sí
y esto es rendir sin matar.
  Porque si mata el acero,
su hermosura ensangrentó;
la hermosura en mujer, no,
que rindió el alma primero.
  Venenos los cuerpos matan,
el alma no y la mujer
del alma lo suele ser.

JULIO:

También los cuerpos maltratan
  quitándoles la salud.

LISARDO:

Eso sí, Julio; defiende
nuestra parte.

JULIO:

No se entiende
en ofensa a tu virtud.

LAURA:

  Venid vosotros conmigo,
dejad a Lisardo aquí.

LISARDO:

¿Haste cansado de mí?


<<<
>>>