La vengadora de las mujeres: 060

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 060 de 129
La vengadora de las mujeres Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


ALEJANDRO:

Viéndome yo, si el secreto
me guardas como discreto,
en tanta dificultad,
  supe que cierta mujer
hacer hechizos sabía
tales que solo podía
sus asperezas vencer.
  Y viéndome tan ajeno
del remedio que ya aguardo,
el antídoto, Lisardo,
hice del mismo veneno:
  venza mujer a mujer,
dije, y lábrese un diamante
con otro, y Laura constante
comience a saber querer.
  Consúltela y pide, en fin,
una cinta de su frente
o otra cosa solamente
que se dirija a este fin,
  con tal que ha de haber tocado
su cuerpo o rostro.

LISARDO:

No sé,
Duque, si crédito dé,
como le da tu cuidado,
  al hechizo que refieres,
si bien he visto y leído
que han desta suerte rendido
muchos hombres las mujeres.
  Pero si tan cierto estás,
prosigue, señor, tu intento,
que aunque es fuerte atrevimiento,
el rigor de Laura es más.


<<<
>>>