La vengadora de las mujeres: 077

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 077 de 129
La vengadora de las mujeres Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


DIANA:

¡Cuánto una apariencia engaña!
Díjele mi amor, erré;
triste queda, voy turbada.
(Vase.)

LAURA:

  ¿Qué es aquesto? Lisardo se ha atrevido
a rendir mi opinión libre y gallarda,
y aflígeme el amor, porque se tarda,
que es tirano que aflige resistido.
Síguele el corazón y convencido,
rendido, es fuerza lo que al fin aguarda,
y aunque resista, el alma se acobarda
y enferma la razón, se da a partido.
Mas yo, que con mi espíritu peleo,
defiendo mi razón con mi disculpa
y cuando ya se rinde mi entereza.
Antes quiero a las manos del deseo
morir del mal por encubrir mi culpa,
que buscar el remedio en mi flaqueza.
(Sale JULIO .)

JULIO:

  Basta, señora, que ya
se ha concertado el torneo;
solo en el libro el deseo
suspenso y confuso está.
  Pero buscarán poetas
que escriban.


<<<
>>>