La vengadora de las mujeres: 104

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 104 de 129
La vengadora de las mujeres Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


LISARDO:

  Laura, de tu relación
quedo celoso de suerte,
que con disfrazada muerte
me has engañado a traición.
El español con razón
puede estar desesperado
pues, habiendo levantado
sus esperanzas al cielo,
quedó como suele al yelo
arroyo por verde prado.
  Ese blanco caballero
que dices que te agradó,
diré que a mí me venció,
pues por él de celos muero,
pero ya deberle quiero
que te obligase a querer.
Mas, ¿qué no podrá vencer
hombre, que tan arrogante
pudo ablandar el diamante
de tan valiente mujer?
  En fin, ¡oh, Laura!, estarás,
si no tierna, agradecida
de verte de hombre querida;
que no quisiste jamás,
esto me consuela más,
ya que desdichado fui,
pues es fuerza que de mí
y del alma que te adora
tengas lástima, señora,
porque la tengan de ti.


<<<
>>>