La vengadora de las mujeres: 121

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 121 de 129
La vengadora de las mujeres Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


LAURA:

¡Grande lástima!

LISARDO:

Notable;
pero aquí aparte me escucha
que de su remedio trate.
Alejandro me pidió
que unas cintas tomase
para hechizarte con ellas.
Yo, por no ver hechizarte,
si a otra persona engañaba,
quise que en Julio probase,
y fingiendo que medía
su rostro, llegué a su carne,
dile las cintas y ha hecho
la hechicera que le ame
Julio. No le digas nada
hasta el día de tus bodas,
así los cielos te guarden.

LAURA:

Doy la palabra. Al fin, Julio,
dice el sabio Lusuarte
que para olvidar a un hombre
es menester que te bañes
dos veces en agua fuerte
y que con sal y vinagre
te laves después muy bien,
y que cuatro noches andes
descalzo sobre garbanzos.


<<<
>>>