Las bizarrías de Belisa: 010

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 010 de 141
Las bizarrías de Belisa Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


BELISA:

Acudieron a este punto,
tirándole varios golpes,
tres hombres a mi galán,
cosa indigna de españoles.
Pero dicen entre amigos,
que el enemigo perdone,
que sólo es vil el que huye,
y valiente el que socorre.
Con razón, o sin razón,
salto de mi coche entonces,
quito la espada al cochero,
que arrimado a los frisones
miraba a pie la pendencia,
todo tabaco y bigotes,
como si estuviera el necio
de la plaza en los balcones
y el Conde de Cantillana
acuchillando leones:
y partiendo al caballero,
me pongo de Rodamonte
a su lado. ¡Cosa extraña!
En fin, hombres de la Corte,
pues se volvieron humildes,
los que llegaron feroces.
Agradecido el galán
de dos tan nuevas acciones,
comenzó a hablarme, y no pudo,
porque de lejos dan voces
que la justicia venía,
que no hay Santelmo en el tope
después de la tempestad,
que como una vara asome.


Las bizarrías de Belisa de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III