Las bizarrías de Belisa: 011

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 011 de 141
Las bizarrías de Belisa Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


BELISA:

Díjele: «En mi coche entrad,
que si los caballos corren
(porque éstos no son de aquellos
que repiten para cofres),
presto estaremos en salvo.»
Entró el galán y sentóse
en la proa, y yo en la popa,
como campos fronte a fronte.
Viendo que nadie venía
templó el cochero el galope,
y en la Fuente Castellana
para descansar, paróse.
Yo siempre que voy al Prado
llevo un búcaro, tomóle
el cochero, y dionos agua,
dile yo una alcorza, y diome
las gracias en un requiebro
que la mano agradecióle.
Con esto le persuadí
a que dejando favores,
me contase la ocasión
de la pendencia, que sobre
cosas de amor sospechaba,
que hay profetas corazones,
pues antes que la dijese,
celos me daban temores,
que el que ha de matarla, sabe
la garza entre mil halcones.
En fin, dijo de esta suerte...


Las bizarrías de Belisa de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III