Las bizarrías de Belisa: 019

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 019 de 141
Las bizarrías de Belisa Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


TELLO:

Alejandro lloraba, porque había
un mundo solo, que con uno solo
dijo que no podía
con tanta tierra y mar de polo a polo
satisfacer su pecho.
Tú lo contrario has hecho,
que sola una mujer en Madrid quieres,
habiendo treinta mundos de mujeres:
morenas, pelirrubias, gordas, flacas,
unas mudas de lengua, otras urracas,
discretas, mentecatas, bachilleras,
airosas en las burlas y en las veras;
hay enanas, hay largas como trampa,
unas con pie de apóstol, consoladas
del ponleví que imprime poca estampa,
y otras, que en vez pudieran de arracadas
traer las zapatillas;
hay lázaras mujeres de amarillas,
que salen del sepulcro de las camas,
y otras, que de clavel parecen ramas;
hay romas, hay pioquintas,
unas que se contentan con dos cintas,
y otras como tarascas de dineros,
que engullen mayorazgos por sombreros;
unas piadosas, y otras socarronas,
tales severas, tales juguetonas;
unas mudables por andar más frescas,
y otras firmes de amor, como tudescas:
pero en siendo mujeres, sean morenas,
sean blancas o no, todas son buenas.


Las bizarrías de Belisa de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III