Las bizarrías de Belisa: 034

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 034 de 141
Las bizarrías de Belisa Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


CONDE:

Ya es tarde, Belisa ingrata,
para encubriros de mí,
que dentro del alma os vi,
en cuyo espejo os retrata.
Ya que los campos de plata
la dorada aurora pisa,
no envidien su dulce risa
las aves, fuentes y flores,
cuando con más resplandores
sale a los nuestros Belisa
Y aunque con sola una estrella
podéis dar luz, no es razón,
que esconda el manto a traición,
la que ha venido con ella.
Descubrid, Belisa bella,
la que venís ocultando;
mátenme entrambas, que cuando
es tan cierta la vitoria,
bien es que partan la gloria
de haberme muerto mirando.
La mayor honestidad,
que fue de la villa espejo,
le debe al campo el despejo
de su verde soledad.
Descubrid, mirad, matad,
que es cruel razón de estado
mostrar con el desenfado
de que amor se maravilla,
bizarrías en la villa,
y desdenes en el Prado.


Las bizarrías de Belisa de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III