Los Anales/Libro 5

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Los Anales
Fragmentos del Libro Quinto de Publio Cornelio Tácito




Durante el consulado de Rubelio y de Fusio, los llamados "géminos", murió la ya anciana Julia Augusta, del linaje de los Claudios, y por la adopción, de los Livios y de los Julios. Se había casado en primeras nupcias con Tiberio [Claudio] Nerón, con quien tuvo sus primeros hijos, pero, él pasó a ser un simple fugitivo tras la Guerra de Persusa; sin embargo, tras la paz entre Sexto Pompeyo y los triunviros pudo volver a Roma. César [Augusto], totalmente enamorado de ella, la desposó (se duda si fue con su voluntad o sin ella, lo cierto es que fue envíada a su casa con tanta prisa que [Augusto] no tuvo la paciencia suficiente para esperar a que termine su embarazo). Ella no tuvo luego hijos, pero unida a la sangre de Augusto por el matrimonio de Agripina [la Mayor] y Germánico, fue bisabuela de los que eran también, nietos de Augusto. Siguió gobernando su casa con las santas costumbres de antanio, aunque con la mayor afabilidad y llaneza que ninguna de las mujeres de la época. Sus excequias fueron ordinarias, mientras que su testamento tardó mucho en leerse, hasta que al fin, Cayo César [Calígula], aquel que luego sería emperador, lo realizó.
← Anterior Título Siguiente →
Libro Cuarto Fragmentos del Libro Quinto Fragmentos del Libro Sexto