Los alcaldes: 32

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 32 de 38
Los alcaldes Acto IV Tirso de Molina


ESPINILLA

¿No es nada una mujer alegre de ojos?


TORIBIA

Alegre de ojos, pero tan honrada,
que no hay ninguno que llegue a mi zapato.


ESPINILLA

Porque no dan lugar a eso los vuestros.


TORIBIA

Yo soy quien soy, y saben, que es mi vida. 25


ESPINILLA

Mal empleada, pero bien perdida.


TORIBIA

¿Cómo calláis? ¿Esto sufrís marido?


ESPINILLA

No será lo primero que ha sufrido.


GARLITO

Reportome, por ver que es un menguado.


ESPINILLA

Siempre os preciastis vos de reportado. 30


ESCRIBANO

Por Dios, que se reporten, y despachen.


GARLITO

Traedme pleitos.


ESPINILLA

Miren lo que pasa,
los pleitos pide, y tiénelos en casa.
Parece al otro cuando caminaba,
que iba sobre el borrico y le buscaba. 35
  
(Salen MARICOSO y REJÓN.)
  

MARICOSO

¡Ay que me matan, ay que me degüellan!
Justicia.


REJÓN

No me tengan.


MARICOSO

Sí le tengan,
puñaladita a mi antubión dagita,
barrabasa de acero, picadillo,
yo al otro mundo, a merendar sin gana; 40
malos años, mal mes, mala semana.


REJÓN

Maricoso callad.


MARICOSO

Rejón no quiero.


<<<
>>>