Los amantes de Teruel (Tirso de Molina): 017

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Jornada I
Pág. 017 de 102
Los amantes de Teruel (Tirso de Molina) Jornada I Tirso de Molina


RUFINO

Estraña libertad, mujer estraña,
¡resolución notable! Que perdido
está el mundo; ya nacen las mujeres
más libres que los hombres; a buen tiempo
de mis padres y abuelos, cuando estaban
las doncellas en casa de sus padres,
sin saberse que estaban en el mundo,
y teniendo treinta años, no trataban
apenas de casallas, y no agora,
que apenas tienen quince, cuando quieren
tratar de casamiento por sus manos.
Drusila ven acá.


DRUSILA

Señor, ¿qué mandas?


RUFINO

¿Sabes tú quién es este venturoso
galán que Isabela quiere? No niegues
la verdad, que por Dios que me lo pagues.


DRUSILA

Temblando estoy, mejor será decírselo
pues él lo ha de saber.


RUFINO

¿No me respondes?


DRUSILA

Señor, yo entiendo que es, si no me engaño,
Marsilla, este galán vecino tuyo.


RUFINO

¿Marsilla?


DRUSILA

Sí señor.


Los amantes de Teruel de Tirso de Molina

Personas - Jornada I - Jornada II - Jornada III