Los amantes de Teruel (Tirso de Molina): 024

From Wikisource
Jump to navigation Jump to search

Jornada I
Pág. 024 de 102
Los amantes de Teruel (Tirso de Molina) Jornada I Tirso de Molina


MARSILLA

Es posible padre amado,
en cuyo lugar te tengo,
desde hoy quiero bien tan alto,
mis esperanzas anima,
loco de contento parto.
Sol, que eres padre del oro,
y supiste amar a un árbol,
humana mujer primero,
aunque de pecho inhumano,
tus minerales me enseña,
descúbreme los sagrados
lugares de tu tesoro,
para ver el bien que aguardo.
Así de la planta hermosa
que adoras, mires tus rayos
ceñidos, o menos fiera,
te encadene en dulces lazos;
así en la caliente zona
el Antípoda tostado,
ya que por Dios no te adore,
te levante simulacros,
que yo con mi dueño hermoso,
si haces esto, haré que cuando
tú salgas, ella se esconda,
porque resplandezcas tanto.


RUFINO

Los poéticos discursos
deja ahora, hijo, y vamos
a firmar las escrituras
deste concierto.


<<<
>>>