Los amantes de Teruel (Tirso de Molina): 040

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Jornada II
Pág. 040 de 102
Los amantes de Teruel (Tirso de Molina) Jornada II Tirso de Molina


DUQUE

Denos vuestra Majestad
su mano.


CARLOS QUINTO

Primos, llegad
a mis brazos.


DON LUIS

Con que amor,
y pecho, al próspero caso
a la fortuna siniestra
vuestra Majestad se muestra
ahora imagino escaso
para vuestra Majestad
el cielo.


DUQUE

Ansí lo parece.


CARLOS QUINTO

Vuestra Alteza favorece
su sangre.


MENDOZA

Esta novedad
pudiera darnos, señor,
en la empresa mal agüero.


CARLOS QUINTO

Mendoza, al fin, agorero,
no hay encubrirlo.


MENDOZA

El temor
de la inconstante fortuna
encoge, y tal vez el cielo
de los sucesos del suelo
da señal en Sol, y Luna.
Como la persona Real
de tanta importancia es,
todo nos turba.


CARLOS QUINTO

Marqués,
aún no se os vertió la sal,
que es el agüero mayor
de los Mendozas.


MENDOZA

No importa
verterse, porque no hay corta
dicha, con vuestro valor.


<<<
>>>