Los amantes de Teruel (Tirso de Molina): 064

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Jornada II
Pág. 064 de 102
Los amantes de Teruel (Tirso de Molina) Jornada II Tirso de Molina


MARSILLA

Soy desdichado;
vuelve a sacar la espada de la vaina,
y dame muerte, muera quien no puede
vencer a su fortuna.


LAÍN

¡Caso estraño!
¿Estás en ti señor?


MARSILLA

Villano acaba
haz lo que te digo, o matarete.


LAÍN

Mira
que no es razón que así te desesperes.


MARSILLA

Matarete por Dios, si no me matas:
saca tu espada.


LAÍN

Vesla aquí desnuda,
el seso se le ha vuelto.


MARSILLA

Acaba matame.


LAÍN

Brava resolución, no sé qué diga,
ni que haga tampoco.


MARSILLA

¿A cuándo, esperas?
Dame muerte, villano.


LAÍN

¿Estás loco?
Entretenerle quiero mientras viene
gente que le sosiegue.


MARSILLA

¿No me matas?


LAÍN

¿Por dónde quieres que te mate?


MARSILLA

Pásame
este pecho, de modo que no ofendas
al dueño que está en el del alma mía.


LAÍN

¿Echaré al lado izquierdo o al derecho?


MARSILLA

Arrójate por medio.


LAÍN

¿Que no asoma ninguno?


MARSILLA

Acaba.


LAÍN

Espera, porque quiero no tocar
a la imagen milagrosa
que adoras; pero el cielo favorece
mi deseo, que el César viene cerca
con toda la grandeza que le sigue,
y será medio de su furia fiera.


MARSILLA

Quien no puede vivir dichoso, muera.


(Sale CARLOS QUINTO con los Grandes y detiénenle.)

CARLOS QUINTO

¿Tened no es este Marsilla?


MARQUÉS

Sí señor.


CARLOS QUINTO

Llegad, llegad


DUQUE

Marsilla, su Majestad.


MARSILLA

Mi frente a sus pies se humilla.


CARLOS QUINTO

¿Qué es esto? Cómo, por qué
estabais desta manera?
¿Qué novedad os altera;
contadme qué causa fue?


Los amantes de Teruel de Tirso de Molina

Personas - Jornada I - Jornada II - Jornada III