Los amantes de Teruel (Tirso de Molina): 068

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Jornada III
Pág. 068 de 102
Los amantes de Teruel (Tirso de Molina) Jornada III Tirso de Molina


MARSILLA

Mucho para luego.
En dos horas juntó la coronada
Sagunto con el suelo las almenas,
en dos horas Numancia derribada,
sus muros igualó con las arenas,
y Troya en otras dos se vio abrasada
de las llamas de amor propias, y ajenas,
¿y no estoy en temer dos horas ciego?


LAÍN

¿Qué son dos horas?


MARSILLA

Mucho para luego.
En dos horas, Laín, puede anegarse
grande armada, que el piélago importuna,
y en dos horas vencida, retirarse
turquesca flota, puesta en media luna;
y en menos puede una mujer mudarse,
que son hijas del mar y la fortuna;
dos horas lloro, que pasadas llego.


LAÍN

¿Qué son dos horas?


MARSILLA

Mucho para luego.


LAÍN

¿Qué agüeros, qué sospechas has tenido?,
¿qué temes nada?


MARSILLA

Muchos.


LAÍN

¿De qué modo?


MARSILLA

Con la posta, tres veces he caído.


LAÍN

ue como a mí, que me arrojó en el lodo.


MARSILLA

Perdí el retrato, y no perdí el sentido,
llego de noche al fin, y sobre todo
más de dos horas ya pasadas llego.


<<<
>>>