Los baños de Argel: 29

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Jornada Segunda
Pág. 29 de 92
Los baños de Argel Jornada II Miguel de Cervantes


HALIMA, mujer de CAURALI,
y doña COSTANZA.

HALIMA

¿Cómo te hallas, cristiana?

COSTANZA

Bien, señora; que en ser tuya
mucho mi ventura gana.

HALIMA

Que gana más la que es suya, 885
bien se ve ser cosa llana.
Al no tener libertad,
no hay mal que tenga igualdad:
sélo yo, sin ser esclava.

COSTANZA

Yo, señora, esto pensaba. 890

HALIMA

Piensas contra la verdad.
Sólo por estar sujeta
a mi esposo, estoy de suerte
que el corazón se me aprieta.

COSTANZA

Blando del marido fuerte 895
hace la mujer discreta.

HALIMA

¿Eres casada?

COSTANZA

Pudiera
serlo, si lo permitiera
el cielo, que no lo quiso.

HALIMA

Tu gentileza y aviso 900
corren igual la carrera.

Entran CAURALI y
DON FERNANDO como cautivo.

CAURALI

Ella es hermosa en estremo;
mas llega a su hermosura
su riguridad, que temo.
¡Ya, amor, desta piedra dura 905
saca el fuego en que me quemo!
Hete dado cuenta desto,
para que en mi gusto el resto
eches de tu discreción.


<<<
>>>