Los consuelos: 15

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda



= XV =


Adiós


a D...


Ton souvenir sera, dans mon âme attendrie,
comme un son triste et doux qu'on écoute longtemps.
V. Hugo




No quiere tierna amiga
la fortuna enemiga
puerto a mi vela dar,
y en frágil barca nueva
peregrino me lleva
por borrascoso mar.


De nuevo separado
me voy acongojado
lejos de ti a vivir;
sin verte, sin hablarte,
sin poder consolarte;
que es fuerza hoy el partir.


Cuando fatal desdicha
el astro de tu dicha
en su oriente eclipsó,
con la eterna lazada
de la amistad sagrada
mi alma a la tuya unió.


Entonces, pío el cielo,
quiso que algún consuelo
yo diese a tu dolor,
y entonces fui dichoso...
Mas ¡ah! que ya envidioso
me aleja de tu amor.


Me aleja sí, importuno,
donde placer ninguno
sin ti no encontraré;
donde en ausencia larga,
a mi tristeza amarga
consuelo no hallaré.


Pero no importa, pura
tu imagen, mi ventura
siempre, querida, hará,
y, cual benigna estrella,
consoladora y bella
do quier me alumbrará.


Adiós mi tierna amiga;
ya la barca enemiga
se afana por partir;
adiós, volveré a verte
si el soplo de la muerte
no apaga mi vivir.



Los consuelos de Esteban Echeverría

I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII - IX - X - XI - XII - XIII - XIV - XV - XVI - XVII - XVIII - XIX - XX - XXI - XXII - XXIII
XXIV - XXV - XXVI - XXVII - XXVIII - XXIX - XXX - XXXI - XXXII - XXXIII - XXXIV - XXXV - XXXVI - XXXVII