Los consuelos: 25

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda



= XXV =


Adiós en el mar


Se parte as velas dando.
Camoes




Ya deja ya el puerto
la mi navecilla
y la aguda quilla
surca por el mar,
Favonio despierto
hinche ya la vela,
y rauda ella vuela
del viento a la par.


Adiós mi regazo,
mis dulces amores
y los sinsabores
que con ellos van;
adiós, que ya abrazo
más sólidos bienes
entre los vaivenes
que las olas dan.


¡Oh cuán agradable,
el eco armonioso,
es del mar ruidoso
al ánimo audaz!
¡Y cuán admirable
el flujo incesante,
la faz inconstante
de la onda voraz!


Soplad bonancibles
alígeros vientos,
que a vuestros acentos
no he de suspirar;
soplad apacibles,
que lejos de orilla
ya la aguda quilla
surca por el mar.



Los consuelos de Esteban Echeverría

I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII - IX - X - XI - XII - XIII - XIV - XV - XVI - XVII - XVIII - XIX - XX - XXI - XXII - XXIII
XXIV - XXV - XXVI - XXVII - XXVIII - XXIX - XXX - XXXI - XXXII - XXXIII - XXXIV - XXXV - XXXVI - XXXVII