Los mártires del Japón: 025

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 025 de 132
Los mártires del Japón Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


TAYCO:

Yo dudé, como ignorante,
mas hasme de responder
aquesta necia pregunta:
muchas, veces te escuché
de mujer el dulce nombre,
y engendra en mí cada vez
un amor que no es amor,
un temor que no es temer,
un deseo que no es nada.
Y al fin siento un no sé qué,
que, si no es Dios, es, sin duda,
bello animal la mujer.
Por el sol, por Dios te pido
que me des a conocer
aquesta deidad que ignoro,
o que me digas lo que es.

ALCAIDE:

La mujer es compañera
del hombre, es su mismo ser,
y sin ella no podía
conservarse el mundo.

TAYCO:

A fe
que sin miralla me admira,
en mis sentidos crié
agora nuevos deseos
con interno placer.


<<<
>>>