Los mártires del Japón: 027

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 027 de 132
Los mártires del Japón Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


 


ALCAIDE:

tú, de Tayco Soma fuiste
único hijo, y a quien
de aqueste Imperio conviene
el invencible laurel;
ya por montes, ya por valles,
baña un arroyo los pies
del jacinto más humilde,
del más altivo ciprés;
pero cuando más soberbio,
en el mar entra, y en él
pierde el brío, porque todo
vuelve a su centro después;
tú, del mar de aqueste Imperio,
fuiste oculto arroyo ayer,
y del centro de la tierra
el mundo has salido a ver;
el sol vive, que por fuerza
a tu centro has de volver,
para que con esto tenga
más descanso mi vejez.

TAYCO:

Dame esos pies, padre mío,
confiado que si ves
el cetro en aquestas manos,
y todo el mundo a mis pies,
dueño de tantas grandezas
sólo lo quisiera ser
para dar, agradecido,
correspondencia a tus pies.


<<<
>>>