Los mártires del Japón: 057

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 057 de 132
Los mártires del Japón Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


 

QUILDORA:

  Ni responder ni mirar
al Emperador podemos.

EMPERADOR:

Esas son leyes y extremos
que se pueden dispensar.
  ¿En qué me habéis conocido?

QUILDORA:

Una inmensa majestad
es soberana deidad
que del cielo ha descendido.

EMPERADOR:

  No encubráis más el valor
de esos soles, yo lo mando.

NEREA:

Quildora, yo estoy temblando.

EMPERADOR:

¿Es respeto o es temor?

QUILDORA:

  Uno y otro.

EMPERADOR:

Levantad.
Descubrid esa luz pura;
porque sólo a la hermosura
se rinde la majestad.
  ¿Cómo os llamáis?


<<<
>>>