Los mártires del Japón: 058

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 058 de 132
Los mártires del Japón Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


 

QUILDORA:

Yo, Quildora;
ésta, mi amiga, Nerea;
nuestra patria es esta aldea,
nuestro caudal es agora
  lo que adquieren nuestras manos,
o cazando en esa sierra,
o cultivando la tierra,
oficio al fin de villanos;
  danos licencia, señor...
............................................
con dos rústicas mujeres
no estáis bien.

EMPERADOR:

Ese es rigor,
  Quildora, y no cortesía.

QUILDORA:

¡Qué han de saber dos villanas!

EMPERADOR:

Di dos hermosas mañanas,
dos albas hijas del día.

QUILDORA:

  Cualquier talle, cualquier brío,
parece en el campo bien;
ese nombre no nos dé
Su Majestad, señor mío.


<<<
>>>