Los mártires del Japón: 086

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 086 de 132
Los mártires del Japón Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


 

TAYCO:

Tuvo
la muerte en pálidas sombras.
Mas ¡horror, hados injustos!
¿Qué penas me destináis?
Falsa ingrata, en quien no cupo
firme honor, ¿cómo rendiste
las altiveces y puntos
vanagloriosos que amor
Con tal pompa, con tal triunfo...
¿No tiene ley ni es esclava
la voluntad? No lo dudo:
pudiste rendirte; pero
si me agravio, si me injurio,
si padezco, si te adoro,
no es mucho, ingrata, no es mucho
que lo sienta y que me queje.
Ese retrato, que suyo,
en tus manos, dice que es,
dará a mis ojos confusos
la venganza y el sosiego,
porque en este tronco duro
le he de clavar, ¡vive el cielo!

QUILDORA:

Estás loco; espera.

TAYCO:

Busco
mi remedio y mi venganza.


<<<
>>>