Los mártires del Japón: 098

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 098 de 132
Los mártires del Japón Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


FRANCISCANO:

Domingo, Agustín, Francisco,
son sus dueños.

MANGAZIL:

En un arca
los tendré, padre, guardados
si mi temor no los saca.

FRANCISCANO:

Nerea, ya que por ti
nos persiguen las tiranas
pasiones de un Rey injusto,
¿cuándo piensas ser cristiana?

NEREA:

No te puedo responder,
porque siguiendo la caza
o el amor de una Quildora,
suele venir Dayso Sama
al valle de estas aldeas.
Y pienso, si no me engañan
los recelos, que le he visto;
y huye, padre, si es que guardas
tu vida a mejor empleo.

FRANCISCANO:

Dices bien: que Cristo traiga
aqueste Imperio a su Iglesia.
(Vase.)


<<<
>>>