Los mártires del Japón: 112

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 112 de 132
Los mártires del Japón Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


(Deshaga un tronco de un árbol y retíralos a todos.)
TOMÁS:

  ¡Déles, tío; déles, tío!

TAYCO:

No debéis de conocer
el admirable poder
de mi fuerza y de mi brío.

EMPERADOR:

  ¡Ténte, bárbaro!

TAYCO:

No puedo,
que soy monte despeñado.
¡Huye, sacerdote honrado!

NAVARRETE:

Con mi Dios no tengo miedo.

EMPERADOR:

  ¡Muera el traidor!

TAYCO:

Loco di,
pues intento defender
un Dios que tiene poder
para defenderse a sí.

NAVARRETE:

  No es locura, ese es buen celo.

TAYCO:

¡Huye, defiende tu vida!


<<<
>>>