Los mártires del Japón: 114

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 114 de 132
Los mártires del Japón Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


NEREA:

  Hanle dicho que le adoras
con tan puro sentimiento,
que usurpa aljófar al viento
de las lágrimas que lloras;
  y que en amorosa unión,
de honesta correspondencia,
dais los dos dulce licencia
al poder de una afición;
  por el sol hermoso y puro
jura el fiero Emperador
que no ha de estar vuestro amor
ni aun en el cielo seguro;
  porque le quieres, condena
tu vida, y tu amante muere,
Quildora, porque te quiere.

QUILDORA:

Es tan inmortal mi pena,
  ¡que aun lugar para morir
no ha de haber, injustos celos!
ya que les debo a los cielos
fuerza de amor y sentir,
  templad su bárbaro fuego,
cielos, con sola una muerte;
caiga sobre mí la suerte,
pues a confesaros llego
  el más generoso amor
que ven vuestras luces bellas.


<<<
>>>