Los mártires del Japón: 115

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 115 de 132
Los mártires del Japón Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


NEREA:

Ya son vanas tus querellas,
que viene el Emperador.
(Salen el EMPERADOR y BOMURA, y sacan atado a TAYCO.)

EMPERADOR:

  ¡Villano! ¡Viven los cielos
que has de morir! Un engaño
ha de acreditar su daño
y la verdad de mis celos.

BOMURA:

  Ya entiendo tu pensamiento.

QUILDORA:

¡Cielos, piedad!

EMPERADOR:

Yo he sabido
como eres loco fingido,
y que tu bizarro aliento,
  disfrazado en tu simpleza,
encubre mayor misterio,
pues pretendes un imperio
coronando tu cabeza
  del laurel que de la mía
piensas quitar con mi muerte.

QUILDORA:

¿Ha habido trance más fuerte?
Llegó el desdichado día
  de las venganzas de amor.


<<<
>>>