Los mártires del Japón: 120

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 120 de 132
Los mártires del Japón Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


TAYCO:

  Pues Quildora me ha vendido,
escuche el cielo mis voces;
librad los arcos feroces;
que me deis la muerte os pido;
  encaminad a mi pecho
el pasador más cruel;
mirad que me viene en él
el corazón muy estrecho.

NEREA:

  ¿Quién le ha turbado el sentido?
¿Veránle mis ojos muerto?

EMPERADOR:

La verdad he descubierto;
dichosa cautela ha sido,
  y más dichoso mi amor,
pues vive ya sin recelos.

BOMURA:

Ya han confirmado mis celos
el desprecio y el temor:
  a Tayco adora Nerea;
pero tarde ha de lograr
su intención; has de aguardar
a que ese bárbaro sea
  el verdugo de tu vida.


<<<
>>>