Los mártires del Japón: 123

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 123 de 132
Los mártires del Japón Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


(Sale el EMPERADOR con una daga desnuda tras el ALCAIDE, y el REY DE BOMURA.)
EMPERADOR:

  La lengua te sacaré,
pues de Tayco me decías
que era simple, y no sabías
quién era, como mandé.
  El juramento quebraste;
morirás como alevoso.

ALCAIDE:

Si este consejo celoso,
lo que tú le preguntaste,
  ni rompí los dos secretos,
ni merezco ese rigor.
Las fieras tienen amor,
los celos hacen discretos;
  pero si tu ofensa trata,
por ti le daré veneno.

BOMURA:

Acepta; el partido es bueno
si Quildora no le mata.

EMPERADOR:

  Hazlo así; mas no me deben
paz los dioses soberanos.
Si hay en mi Imperio cristianos
que a sus ídolos se atreven,
  ¡mueran todos! Lleva luego
mi guarda y la de esta tierra.
Tóquense cajas; la guerra
se publique a sangre y fuego.
  Prended a ese Navarrete,
que en prodigios me acobarda;
vaya a prenderlo mi guarda.


<<<
>>>