Los mártires del Japón: 127

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pág. 127 de 132
Los mártires del Japón Acto III Félix Lope de Vega y Carpio


NAVARRETE:

¡Tomás,
a vida dichosa vas!
Ten buen ánimo.

TOMÁS:

Sí; soy
  soldado de Jesucristo.
Aunque tengo poca edad,
soy valiente.

BOMURA:

Caminad,
subid al monte.
(Tocan y vanse.)

TAYCO:

¿Qué he visto?
  ¿Qué escucho? ¿Tanta alegría
da al morir la ley de España?
No se engaña, no se engaña
quien tanto de Dios se fía.
  Si temor no da la muerte
a un niño, y morir estima
por su Dios, su Dios le anima;
su Dios es divino y fuerte.
  La palabra cumpliré
que le di; y a no ser tantos
los que llevan estos santos,
llenos de amor y de fe,
  los defendiera; no puedo:
armados, y muchos son,
y me priva de esta acción
lo imposible, mas no el miedo.


<<<
>>>