Los prados de León: 057

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Acto II - Escena I
Pág. 057 de 175
Los prados de León Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


DON ARIAS, TRISTÁN.
D. ARIAS:

  Desde el instante que vi
este mancebo, Tristán,
tan gentil hombre y galán,
este suceso temí.
  Y no sin razón temía
desventura semejante,
porque no hay alma de amante
sin punta de profecía.
  Ves aquí que Alfonso reina,
y que a Jimena no casa,
porque no quiere en su casa
sombra de rey ni de reina.
  Ves aquí que un labrador
que ayer andaba al arado,
hoy es de Alfonso privado
y camarero mayor.
  Por lo que tiene encubierto,
hónrele el Rey; mas de suerte,
que la envidia no despierte
quien tanta privanza ha muerto.
  Si a mí me quita el oficio
y a ti la dama, Tristán,
el premio injusto le dan
del tuyo y de mi servicio.
  Pues quejarnos a Bermudo
es darle más ocasión
a que le tenga afición.
¿Quién será tan cuerdo y mudo?
  ¿Quién podrá disimular?
¿Quién servir con este ejemplo?


<<<
>>>